La LOPD, ¿un mal necesario?

La Ley de Protección de Datos es indispensable para aquellas empresas que tienen bases de datos de clientes, proveedores, empleados, distribuidores, en fin cualquier base de datos relativa a información que puede ser suceptible y de carácter personal. Las estadísticas actuales muestran que una de cada seis empresas no están actualizadas a la nueva ley y el estado multa desde 600 € hasta 40.000 € por este concepto.

La mejor alternativa para estar al día con la LOPD es, como está claro, hacerlo por medio de herramientas dedicadas a este fin con consultores especializados que agilizan este proceso, reducen los costes y claramente evitan las sanciones.